Fray Bartolomé de las Casas

Fray Bartolomé de las Casas

1484

    Aunque incierta, se considera que la fecha de nacimiento de Bartolomé de Las Casas fue en 1484, en Sevilla, España. Ya sea en esta fecha o diez años antes, como se creía anteriormente, lo cierto es que el “Protector de los Indios” nació en las vísperas del descubrimiento de América, en una Europa que estaba por cambiar radicalmente.

Los valores medievales poco a poco quedaron rezagados por los cambios sociales y políticos derivados de los descubrimientos científicos y geográficos. Y pronto el afán expansionista deberá enfrentarse al movimiento humanista que comienza a extenderse por Europa.

    Bartolomé de Las Casas cursó latinidad y humanidades en el Colegio de San Miguel. Como muchos otros españoles de su tiempo, se embarcó hacía las Indias muy temprano, en 1502, en busca de tierra y riquezas. Su primer destino fue la Isla Española donde recibió una encomienda y gozó de la vida de oportunidades que ofrecía el Nuevo Mundo. En 1512 fue ordenado sacerdote, el primero en las Indias Occidentales como él mismo puntualiza en su obra, también participó como capellán en la conquista de Cuba. Sus primeros años los vive de acuerdo a las formas y costumbres de aquel sistema de explotación indígena, pero dos acontecimientos lo obligan a cambiar de postura y lo llevan a luchar por los derechos de los indígenas: la sublevación, y posteriormente represión, de los indios en el Higüey y la masacre de Caonao, Cuba.

Sus primeros alegatos a favor de los indios, en 1514, no eran, como lo serían muchos años después, una condena total al régimen colonial y a la conquista armada del Nuevo Mundo. Pero Fray Bartolomé de las Casas era ante todo un hombre de acción, que buscó que sus ideas cambiaran las leyes y políticas y que representaran un cambio en el sistema político y social. Ese mismo año, 1514, renuncia a su encomienda y libera a todos los indios que estaban bajo su cuidado.

    En un principio condenó únicamente la esclavitud de los indios, considerando como alternativa la mano de obra de esclavos negros. Al final de su vida entenderá la arbitrariedad de sus ideas en este punto y sostendrá que los negros deben ser tratados al igual que los indios.

Llegó hasta a condenar toda la Conquista y todas las riquezas que de América se tomaron. Promulgó que no se diera confesión a los españoles que tuvieran indios esclavos y sus ideas y escritos fueron determinantes en la redacción e implementación de las Nuevas Leyes.

Su lucha por la defensa de la libertad y de los derechos de los indios lo llevó desde la Corte hasta Venezuela y Chiapas. Y a ocupar cargos como Procurador de los Indios y Obispo de Chiapas.

En 1547 deja por última vez América y regresa a España donde continuaría su lucha hasta su muerte en 1566.

    Escritor prolífico, su obra es determinante para entender la Conquista y los primeros años de la Colonia, así como las ideologías de la época en torno a la conquista espiritual, la evangelización, la repartición de las riquezas y territorios en el Nuevo Mundo y el carácter de empresa privada que tuvo la conquista de América.

Libros

Historia de las Indias

Historia de las Indias