Carlos Sigüenza y Góngora

Carlos Sigüenza y Góngora

1645

Durante el último siglo de la Colonia y el primer siglo de la Independencia, Carlos de Sigüenza y Góngora (1645-1700) mereció la aclamación universal de sus compatriotas mexicanos como uno de los más destacados eruditos en la historia de la patria. En los decenios finales del virreinato, el fundador de la bibliografía mexicana, Juan José Eguiara y Eguren (1695-1763), y su seguidor, José Mariano Beristáin y Souza (1756-1817), celebraron la vida y el genio de este sabio criollo del siglo XVII. Después de la Independencia, Sigüenza siguió figurando prominentemente en todos los importantes tratados nacionales de biografía y biobibliografía, como los de Alcaraz, Arróniz, Sosa, Ramírez y Andrade. A pesar de esta fama, después de dos siglos lo que se sabía de su vida consistía de poco más de una lista de sus títulos honoríficos y profesionales, sus obras publicadas y sus manuscritos perdidos.

    Con la publicación casi simultánea de Biografía de D. Carlos de Sigüenza y Góngora, seguida de varios documentos inéditos (1928) de Francisco Pérez Salazar, y de Don Carlos de Sigüenza y Góngora: a Mexican savant of the seventeenth century (1929) de Irving A. Leonard, se borraron instantáneamente dos siglos de abandono investigativo con una verdadera riqueza de nueva información biográfica y bibliográfica. Las pesquisas posteriores han contribuido con otros detalles significativos; sin embargo, ciertos enigmas persisten con respecto a la vida privada de Carlos de Sigüenza y Góngora. Los eventos que condujeron a su expulsión de la Compañía de Jesús, oscurecidos por el tiempo y el secreto religioso, todavía no han recibido una explicación completa y satisfactoria. Los detalles de las relaciones personales entre Sigüenza y sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695), su único rival en el virreinato de la Nueva España, han sido principalmente producto de la imaginación fértil de sus biógrafos, sin ningún fundamento en documentos ni informes contemporáneos. Aunque muchos de los misterios de su vida nunca se esclarecerán, en realidad sabemos más del sabio mexicano que de sus contemporáneos u otros luminares de la época colonial.

Nota: Este artículo apareció originalmente en Historia de la literatura mexicana: la cultura letrada en la Nueva España. Coordinación de Raquel Chang-Rodríguez. Vol. 2. México: Universidad Nacional Autónoma de México/ Siglo XXI Editores, 2002.

Libros

Piedad heróica de Don Fernando Cortés, Marqués del Valle